Blue Flower

        GRACIAS........... POR TU DONATIVO          

¿Qué es la donación?

Según el Código Civil del Distrito Federal la donación es un contrato por el cual una persona transfiere a otra, de manera gratuita, una parte o la totalidad de sus bienes presentes. Esta donación puede ser pura, condicional, onerosa o remuneratoria.

Existen varios tipos de donación a saber: la donación pura es la que se otorga en términos absolutos, sin esperar nada a cambio; la condicional depende de algún acontecimiento incierto; y la donación remuneratoria se produce cuando se hace en atención a servicios recibidos por el donante y que éste no tenga obligación de pagar; por ejemplo, alguien acude a una institución que le presta servicios gratuitos para hacerle una aportación.

¿Qué ventaja tienen los donantes?

Como ya indicamos, pero ahora viéndolo desde el otro ángulo, las personas que otorguen donaciones, si son personas físicas pueden deducirlos del Impuesto sobre la Renta, siempre y cuando el monto total de dichos donativos no exceda 7% de los ingresos acumulables que sirvan de base para calcular el impuesto sobre la renta a cargo del contribuyente, persona física, en el ejercicio anterior a aquel en el que se efectúe la deducción.

Por su parte, si se trata de personas morales, también podrán deducir los donativos no onerosos ni remunerativos que den a las personas morales autorizadas para recibir donativos deducibles, hasta por una cantidad que no exceda de 7% de la utilidad fiscal obtenida en el ejercicio anterior a aquel en el que se efectúe la deducción

¿Qué ventajas tiene recibir donaciones?

Las donatarias autorizadas por el SAT tienen diferentes beneficios fiscales, como por ejemplo, tributar como persona moral con fines no lucrativos. Además, al incluirse como donataria autorizada en el Anexo 14 de la Resolución Miscelánea Fiscal, tiene garantía nacional ya que da certeza jurídica a sus potenciales donantes y le ayuda a percibir más donativos.

Con previa autorización del SAT puede aplicar los donativos deducibles que reciba a otras actividades adicionales contenidas en su acta constitutiva o estatutos o contrato de fideicomiso respectivo.

Hay que destacar que, cuando se determine remanente distribuible, la persona moral autorizada para recibir donativos deducibles debe enterar el impuesto que resulte a más tardar en el mes de febrero del año siguiente a aquel en el que ocurra cualquiera de los supuestos anteriores