Efren Salazar Ortíz

Un ejemplo de superación no importando profesión, oficio o actividad, lo verdaderamente trascendente es servir a la humanidad, Con agrado presento a:

EFREN SALAZAR ORTIZ 

¡Hola qué tal!

Mi nombre es Efrén Salazar Ortiz, soy el sexto integrante de 8 hermanos (gemelo). Nací el día 28 de Octubre de 1981 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco en una familia tradicional jalisciense.

En el año de 1990 debido a la peor desgracia que cualquier persona puede experimentar, la muerte de mamá, siendo éste el motivo por el cual ingresé a la Ciudad de los Niños del Padre Cuellar en enero de 1991.

Seguí con mi formación académica en tercer grado de la Primaria de la Ciudad de los Niños, siguiendo mis estudios en la Secundaria No. 4 mixta logrando dos viajes, uno al estado de Michoacán y otro al Distrito Federal (hoy Ciudad de México) debido a mis excelentes notas. Esto me impulsó para ser tomado en cuenta y ser parte de un nuevo proyecto para estudiar la preparatoria en la UNIVA, donde desafortunadamente no concluí debido a mi inmadurez y falta de visión de lo que quería en la vida, pero no por ello desistí de mis sueños que poco a poco comenzaba a proyectar. Estudio los talleres de zapatería, panadería y mantenimiento. 

Me gradué de la Ciudad de los Niños en el año de 1998, haciendo una pauta en lo académico y dedicándome de lleno al entrenamiento de fútbol, que hacía ya dos años atrás habíamos comenzado junto con mi gemelo Miguel y nuestro amigo Eduardo Santillán (el Chimue), tocando puertas en los equipos de Atlas, Toluca y Tecos, sin lograr el anhelado debut en primera división

Debido a la estrecha amistad con el entonces director S.J Juan Manuel García de Alba se me propone el puesto en prefectura en deporte, la cual no existía, logrando dentro de ésta ganar la copa coca-cola. Poco después paso a la prefectura de chicos-medianos por un periodo casi de dos años, donde laboré al lado de mi gran amigo y hermano Pedro Fajardo, quien me alentó a terminar el bachillerato en el Instituto Columbia Collage.

Me asocié con mi hermano Miguel, donde logramos establecernos económicamente, mas sin embargo se nos propone emigrar a Estados Unidos, donde voy y vengo a lo largo de varios años, trabajando en varios oficios, al mismo tiempo que estudié el idioma inglés y comencé con mi experiencia en el área de geriatría con un matrimonio estadounidense.

Mi gran amigo Eduardo Hernández me propone asociarnos en el área de afores, seguros, pensiones y bienes raíces, que actualmente también desempeño.

Ahora tengo a mi cargo como geriatra a dos importantes empresarios jaliscienses y sigo con mi formación en el área de la salud y geriatría.

Agradezco a todos las personas que intervinieron en mayor o menor medida dentro de mi formación y colaboración dentro de esta gran institución como lo fueron Marcos Cabañas, El hermano Cheto, el buen Nato, el padre Luis Alfonso Manrique, William, César Cadena, las hermanas Nati, Petrita, Lázaro Marín, Ignacio Agredano (el Rayo), mamá Elisa, Sonia, S.J Pedro Reyes, el hermano Crescencio, el padre Quezada, por mencionar solo a algunos.

¡Gracias Don Rober, con humildad! — con Efren Salazar.